Resetear Contraseña

header_image
Resultado de búsqueda

¡Bienvenidos a La Mesa!

Publicado en 7 Junio, 2017 por Karen Hevia

La población de La Mesa se encuentra 65 kilómetros distante de la capital de la República, Santa Fe de Bogotá. Considerado como uno de los municipios intermedios de la geografía nacional y del Departamento de Cundinamarca, se le conoció en otros tiempos como “La Mesa de Juan Díaz”, puesto que a partir de este sitio se confirmó la fundación del municipio que hoy, después de 227 años, mantiene el nombre original de La Mesa. El nombre aborigen de la meseta o plan alto llamado Mesa de Juan Díaz era ‘Doyma’, cuyo nombre conservó hasta comienzos del presente siglo.


Llegó a ser considerado como el eje comercial más importante del camino que comunicaba a Santa Fe con el sudoeste del país. El clima, agradable, de 22 grados y a veces un poco más, y la relativa escasa distancia hasta Bogotá, hizo fácil que desde fines del siglo pasado la población fuera el centro de atracción para el descanso y la recreación de los habitantes de la región y de los que, atraídos por su tranquilidad, venían desde otros sectores de la geografía del país.

Datos curiosos

Sus fuentes hídricas de mayor cauce son los Ríos Bogotá, y el Apulo, en el Rio Bogotá desembocan las quebradas de Patio Bonito, San Andrés, San Agustín, Las Fortunas, La Negra, La Guayacana, Las Totumas  y Zapata. En el Rio Apulo desembocan las quebradas Quipilita, La Chambatá, el Calicha, La Carbonera, Rio Curi, Rio Bahamon, Quebrada El Tigre, y otras menores. Esta hidrografía ayuda  al riego agrario y alimentan los sistemas para la generación de acueductos veredales.

El área municipal de La Mesa está distribuida en cerca de 148 km2, montañosos en la mayoría, donde no faltan las zonas onduladas y prevalece lo primaveral de su clima. Los ríos Bogotá, Curí y Apulo son los principales surtidores de agua, y los cultivos de café, caña de azúcar y frutas como el mango, maracuya, naranja, y limón entre otros son los más solicitados por las personas del campo. Lo concerniente a la fauna se encuentran especies como el armadillo, puercoespín, zorros pequeños, faras, conejos silvestres y en aves encontramos canarios, azulejos, loros, aguiluchos, cucaracheros y codornices.

La comunicación con el Municipio de La Mesa desde la capital de la Republica se hace desde el occidente por una carretera totalmente pavimentada que cuenta con dos peajes, saliendo por Fontibón, conectando los municipios de Mosquera, Anapoima, Apulo y Tocaima para llegar hasta Girardot. La Mesa tiene comunicación con los municipios de San Antonio del Tequendama, Tena, El Colegio, Cachipay, Anapoima y Viota, por carreteras totalmente pavimentadas.

 

Turismo en la mesa

Rodeando la ciudad se encuentran espectaculares miradores donde es posible ver la vertiente del río Bogotá a partir del Salto de Tequendama y la vertiente del río Apulo, los cuales se unen abajo para desembocar en el río Magdalena en Girardot. Constituye actividad grata el visitar estos miradores en las horas de la noche, pues desde ellos se contemplan un buen número de pequeñas poblaciones, cientos de luces de las casas campesinas de los alrededores y el resplandor de Bogotá por detrás de la cordillera.

Cerca de la población existen una serie de caminos antiguos hechos en piedra, que se conservan intactos, los cuales cruzan por bellos lugares, todo lo cual hace que muchos turistas y amantes de la naturaleza se recreen recorriéndolos. Quien se encuentre en La Mesa puede visitar:

  • Salto del Tambo de 40 m de altura, conocido antiguamente como Coyancha, en donde se dice que hay tumbas indígenas detrás del chorro y que los indios desviaban transitoriamente su cauce para enterrarlos
  • El histórico puente colgante de Flandes
  • Caídas de agua de San Carlos
  • Lagunas del Oso y de Pedro Palo; de la última de ellas cuenta la leyenda de la india Solaruya
  • A tan solo 2 km del caserío de San Javier se encuentra una espectacular caída de agua que forma el río Apulo al desbordarse sobre la plancha de cemento de una antigua carretera.
  • Salto de las Monjas, lugar rodeado de exuberante vegetación en el mismo río cerca de La Esperanza.
  • También en San Javier se guarda un aparato fabricado en Inglaterra en 1928, mediante el cual y en forma manual le daban vuelta a las locomotoras del ferrocarril Girardot-Bogotá, cuando se requería voltearlas para cambiar el sentido de la marcha, y muy cerca de ese mismo caserío se encuentra un curioso lugar en donde el fenómeno acústico del eco es particularmente destacado.

 

Salto del Tambo

El recorrido comienza en el cálido municipio de Tena, Cundinamarca, ubicado a unos 1.300 metros sobre el nivel del mar. El primer tramo de la ruta es un ascenso por momentos muy inclinado, pero de tan solo 1,2 Km. Luego se toma un desvío a un camino empedrado de la época colonial, después de otro desvío nos adentramos camino a la cascada El Tambo, una hermosa e imponente caída de agua de aproximadamente 60 metros de altura rodeada de un entorno muy particular con abundante vegetación. En este lugar podrán refrescarse tomando un baño en la parte poco profunda de la quebrada.

Después del descanso, el camino tiende a ser más plano, y luego en bajada por el camino real que hace casi dos siglos era utilizado para transitar gran parte de la provincia del Tequendama. El camino de descenso es por la misma carretera en que fue la subida hasta finalizar nuevamente en el municipio de Tena.

 

Laguna de Pedro Palo

Rodeada de muchas leyendas sobre encantamientos y poderes mágicos, la laguna de Pedro Palo es la mayor reserva hídrica de la provincia del Tequendama y un escenario de gran importancia histórica, pues en esta región se efectuaron los primeros viajes de la Real Expedición Botánica en 1783.

Se trata de una laguna de forma casi circular que tiene a su alrededor dos paisajes antagónicos pero igualmente bonitos, por su costado oriental, subsiste aún parte del enorme bosque tropical andino que antaño rodeó las aguas; el resto de su orilla ha sido talado y pertenece a fincas en las que se cultiva maíz, leguminosas y pastos para ganado.

La Red de Reservas Naturales de la Sociedad civil de la Laguna de Pedro Palo, se encuentra dentro de la Reserva Forestal Protectora, Productora Laguna de Pedro Palo, declarada por la CAR; razón por la cual los propietarios de las Reservas, contribuyen en la protección de los bosques y nacimientos de agua que dan orígen a la microcuenca Laguna de Pedro Palo.

Cabe anotar que al costado oriental se hallan centenares de piedras simétricas dispuestas en lo que se cree fue el sitio de recreo del Zipa y su corte; además cuenta con zonas para la práctica de montañismo, ecoturismo por sus caminos reales y otros lugares de interés cultural o contemplativo.

Las Reservas, planean desarrollar actividades ecoturísticas encaminadas a: La contemplación del paisaje, la investigación, la recuperación de tradiciones culturales con énfasis en el carácter sagrado de la Laguna de Pedro Palo y el desarrollo de actividades de orden espiritual. También proyectan establecer una infraestructura básica y senderos para atender a los visitantes, vinculando aspectos de la cultura tradicional.

Recomendaciones: Desafortunadamente no está permitido acampar junto a la laguna, ni el ingreso a esta, el guardabosque está autorizado para sacarlo del lugar.

 

Ecoparque Macadamia Extrem

Diseñado y construido en un área total de 25.000 mt2 de un bosque nativo secundario de acentuadas pendientes, con incomparables paisajes y exuberante vegetación que incitan a los visitantes al regocijo y la contemplación. Su objetivo fundamental además de recrear es despertar conciencia y sensibilidad sobre la importancia que tiene conservar los recursos naturales y proteger el medio ambiente.

Además de disfrutar un extraordinario encuentro con la naturaleza, los visitantes en el Ecoparque Macadamia Extrem se divierten con deportes de aventura seguros que incluyen:

  • Canopy
  • Rappel
  • Ascenso al motilón con jumares
  • Barranquismo
  • Puente colgante Indiana Jones
  • Puente Tibetano
  • Pista de desafío
  • Túnel de los vampiros

La región de La Mesa también cuenta con otra gran diversidad de sitios turísticos para todos los gustos, entre los que se pueden destacar la iglesia de Santa Bárbara y el Agro parque Sabio Mutis UNIMINUTO.

Deja un comentario